×

Secciones

Red de Blogs de
Grupo Servimania ®

MENU

 

Características de una ventana de PVC

Publicado hace 3 meses por Redacción . 168 visitas
 

Las ventanas de PVC son las grandes favoritas por los particulares y profesionales, ya que nos ofrecen una completa serie de características que las convierten en las mejores en su campo.


Sus características las hacen ser la mejor opción si hablamos de carpintería exterior gracias a su ahorro, aislamiento, insonorización, estanqueidad…, además son más seguras y ecológicas que las ventanas tradicionales de aluminio o madera.


El PVC es un tipo de material que, debido a sus propiedades, se considera perfecto para el trabajo en las carpinterías. Aguanta bien el paso del tiempo, tiene un diseño muy estético, así como otras prestaciones que vamos a evaluar en los puntos siguientes.


Las carpinterías Kömmerling utilizan el PVC como producto base para fabricar ventanas. Lo cierto es que podemos encontrar muchos tipos de PVC, siendo algunos de esos tipos de una calidad que deja bastante que desear. Kömmerling tan solo apuesta por la calidad, por lo que podemos confiar en que el PVC que nos ofrece cumplirá con lo que se espera de él.


¿Por qué deberías de apostar por las ventanas de PVC?


Composición


El PVC (policloruro de vinilo) es una combinación química en la que intervienen elementos como el cloro, hidrógeno y carbono. Es un derivado del petróleo bruto (en un porcentaje de un 43%), así como de sal (en un 57%). Aunque derive del petróleo, es un tipo de plástico caracterizado por tener una mínima dependencia del mismo.


Adaptación


Pertenece a la familia de los termoplásticos y una de sus características es que en el momento en el que se calienta a una temperatura comprendida entre los 140 y los 205ºC, llega a un punto en el que adquiere la capacidad de poder ser moldeado de forma sencilla. Así se le puede dar forma a la ventana y una vez que se haya enfriado, volverá a adquirir su resistencia característica.


De este punto podemos extraer el concepto de que es resistente al fuego. Gracias a su composición, podemos estar seguros de que las llamas no se van a propagar cuando lleguen a la ventana. En condiciones normales, en el momento en el que el PVC es retirado de la fuente de calor, no tardará en volver a su estado natural.


Resistencia y mínimo mantenimiento


Otra de sus características por excelencia es que no se oxida ni se corroe. Esto nos indica que el mantenimiento que va a requerir siempre va a ser mínimo, además de que no tendrá que ser sustituido (a diferencia de otros materiales con los que también se da forma a las ventanas).


Aislante


Este material no es ni un conductor térmico ni conduce la energía, por lo que se considera un aislante completamente natural que nos permitirá protegernos tanto del frío, cómo del calor o del ruido del exterior.


Otras características de las ventanas de PVC


Además de todo lo anterior, estamos hablando de un material muy ligero, por lo que también se le da uso en la industria alimentaria y sanitaria.


Se puede reciclar, siempre y cuando se le trate con el proceso adecuado.


Principales ventajas de las ventanas de PVC pero no las únicas, motivo por el cual son cada vez más el número de personas que las instalan en su hogar u oficina.


Teniendo en cuenta esta información ya sabrás que las ventanas de PVC son la mejor opción para carpintería de exterior, si necesita una empresa dedicada a la venta e instalación de este tipo de ventanas puedes visitar nuestra web en: https://tcventanas.com/


 

Fuente: www.infodecoracion.es
 
 
 
 
Servimania ® es marca registrada. Copyright 2017. Todos los derechos reservados.